nn5n Foundation
Branch of SCP Foundation
nn5n: scp-2399 Un Destructor Averiado
KeterSCP-2399 Un Destructor AveriadoRate: 144
SCP-2399
redspot.gif

Fotografía a intervalos de la trayectoria de desplazamiento de SCP-2399 entre el ██/██/██ al ██/██/██.

Ítem #: SCP-2399

Clasificación del Objeto: Keter

Procedimientos Especiales de Contención: Debido a la ubicación del SCP-2399 y su naturaleza, los medios físicos de contención son actualmente imposibles. Los agentes de la Fundación implantados en los principales observatorios, deberán contener el material de archivo o imágenes de SCP-2399. Una campaña de desinformación está en curso, la que hasta ahora ha sido capaz de suprimir por completo cualquier conocimiento relativo a SCP-2399 de la conciencia pública.

Los satélites de la Fundación en órbita alrededor de Júpiter deben mantener una vigilancia constante de los esfuerzos de reconstrucción de SCP-2399, y hacer todos los intentos posibles de obstaculizar el proceso si SCP-2399 llega a alcanzar un mínimo de 75% de progreso. Además, un perímetro de satélites de largo alcance de interferencia electromagnética (conjunto BARRIER) se ha situado en la alta órbita de Júpiter. Cualquier transmisión interceptada por este conjunto debe ser sumariamente decodificada y registrada.

En el caso de que SCP-2399 supere el 75% de reparaciones, u ocurra una brecha de información en el perímetro de interferencia, el personal necesario de la Fundación ejecutará el Protocolo LEGIONARIO-5 (ver Anexo 2399-L5), dada su finalización para ese momento.

Descripción: SCP-2399 es una estructura mecánica masiva compleja, actualmente ubicada en la baja atmósfera de Júpiter. Desde su descubrimiento visual en 1963, se ha observado que SCP-2399 utiliza armamento muy avanzado basado en anti-materia para crear perturbaciones espaciales y una devastadora [DATOS BORRADOS] atmosférica observable como un gran torbellino rojo, comúnmente conocida como la Gran Mancha Roja.

SCP-2399 parece estar dañado, posiblemente debido a un impacto con la luna Io antes de llegar a su posición actual. A SCP-2399 se lo ha observado liberando una gran cantidad de Drones pequeños de reparación octopoides no tripulados con el fin de reparar el gran número daños en su estructura. Algunos de estos Drones no tripulados se mantendrán cerca de SCP-2399, mientras que otros patrullarán lunas cercanas, o más profundamente en los gases de Júpiter, en busca de piezas que SCP-2399 ha perdido. Los modelos de computadora estiman que SCP-2399 lleva el 59% de reparación, con una tasa actual de 0,78% anual. Esta tasa ha aumentado de un estimado de 0,12% en 1970.

A pesar de su estado de daño, SCP-2399 parece poseer una fuente de energía sin límites, blindaje electromagnético avanzado, armamento de disrupción de materia, la capacidad de reparar el daño hecho a sí mismo, y un sistema de seguimiento y localización preciso (ver Anexo 2399-2b). Debido a la gran diferencia en el avance tecnológico entre el creador de SCP-2399 y el nuestro, a todos los intentos y propósitos, SCP-2399 es actualmente indestructible por medios humanos. En teoría SCP-2399 podría quedar vulnerable por un pulso electromagnético lo suficientemente potente. Desafortunadamente, esta tecnología todavía no existe.

redspot2.png

SCP-2399 (en el círculo rojo) visto desde la Unidad BARRIER 21

Desde 1971, SCP-2399 ha sido el destinatario de una corriente interminable de comunicaciones por medios electromagnéticos procedentes de la Galaxia del Triángulo, aproximadamente a 3 millones de años luz de la Tierra. Los medios de transporte de SCP-2399 a nuestro sistema solar, y los medios para sus comunicaciones, son todos desconocidos.
Desde 1971 a 1985, SCP-2399 recibió de forma continua un solo mensaje codificado que, a través de los esfuerzos de desciframiento y traducción, parecía ser un comando para reparar el daño que ha incurrido al entrar en nuestro sistema solar. Después de este tiempo, se estableció el conjunto BARRIER para interceptar estos mensajes. Esto coincidió con un período de silencio desde el origen de las comunicaciones de radio, hasta 1996, cuando comenzó a transmitir un orden diferente. El Conjunto BARRIER hasta ahora ha impedido que SCP-2399 reciba este comando. (Ver Anexo 2399-Bitácora-Com)


Notas del Descubrimiento de SCP-2399:

SCP-2399 fue originalmente descubierto y observado, aunque sin saberlo, por Giovanni Cassini en 1665. A continuación la transcripción directa de un diario no publicado de Cassini sobre el evento, traducido del italiano al español.

08/10/1665
He observado algo extraordinario en los cielos. Ayer por la noche, mientras miraba a través de mi telescopio, vi lo que parecía ser una estrella de gran luminiscencia rayando a través de los confines de nuestro sistema solar. ¡Nunca he registrado un objeto que se mueve tan rápido; había superado los planetas exteriores en menos de dos horas! Mientras observaba, por mis propios ojos, comenzó a ir mas lento al aproximarse a Júpiter, hacer un giro brusco, y desaparecer en el planeta mismo. Vi muchas ráfagas de luz después, pero a pesar de que continué observando hasta que despuntó el sol, no vi perturbaciones adicionales en el cielo nocturno. Debo continuar para documentar estos cambios, y voy a alertar a mis colegas cuando el día está sobre mí.

15/10/1665
Llevé a Peter a mi punto de observación anoche, pero a la semana de aquella noche vi en los cielos una lluvia de fuego sobre Júpiter . Él trajo su propio telescopio, y juntos hemos dirigido nuestra visión hacia el gigante. ¡Para nuestra sorpresa, un magnífico cambio ha ocurrido! Donde una vez el mundo distante solamente mostró bandas de color, ahora hay una gran mancha roja donde la estrella se posó en la superficie de Júpiter. Peter estaba incrédulo, por supuesto, que un descubrimiento tan increíble pudiera haber tenido lugar ante nuestros propios ojos. Yo continuaré tomando nota de esto.

18/10/1665
Esta noche mientras observaba a través del telescopio, juro por mi vida que he observado lo que me parecían ser explosiones y destellos emanando de la gran mancha roja. Me temo que mi mente me esté jugando trucos, porque no ha habido registro alguno de estallidos de tal violencia por parte de un cuerpo celeste desde el amanecer de la astronomía. Voy a consultar con Peter el día de mañana, y espero recoger de él algunos consejos al respecto.

19/10/1665
¡Peter ve lo mismo que yo! Al acercarme a él con mis preocupaciones, niveló lo mismo conmigo, y a través de nuestra siguiente discusión concluimos que debe ser una poderosa reacción a la estrella fugaz que vi en la primera noche, y no un producto de nuestras propias limitaciones. Yo me quedo preguntándome qué evento cataclísmico debe estar ocurriendo en nuestro vecino celestial. Nuestro trabajo para documentar esto debe continuar.

Anexo 2399-2b:

A las ████ horas el día ██/██/██, la Unidad BARRIER 53 observó a uno de los Drones de reparación de SCP-2399 acercarse a un pedazo de escombros a la deriva, que se determinó rápidamente que era parte de una matriz de comunicaciones dañada. Debido a la naturaleza de este componente específico, y las ramificaciones de permitir a SCP-2399 recuperarlo, se ordenó que la Unidad BARRIER 53 abrir fuego sobre el Dron con sus baterías de concusión de a bordo.

Las baterías fueron disparadas, sin embargo, el Dron parece no haber sido dañado. El vídeo obtenido por la Unidad BARRIER 53 muestra que, aunque la carga fue lanzada hacia el Dron de reparación, fue destruida a 5 kms del objetivo por cargas adicionales provenientes de SCP-2399. El comando perdió contacto con la Unidad BARRIER 45, 15 segundos después de la descarga inicial, el video de observación mostraba a SCP-2399 [DATOS BORRADOS] la anomalía espacial resultante originaria de ████-██-████-█ [DATOS BORRADOS] la eliminación de la unidad BARRIER 45 por parte de las unidades BARRIER 44, 51, y 55.

Bajo ninguna circuntancia deberá ninguna unidad BARRIER entrar en combate con SCP-2399 o con Drones liberados por SCP-2399.

Anexo 2399-2c: Proyecto Gigas:

Después de los eventos del ██/██/██, se decidió que se autorizaría la fuerza necesaria para destruir o incapacitar a SCP-2399. Usando recursos de la Fundación, así como los recursos de 45 países (notablemente, █████ ███████, ███████, █████ ██████, ██████, ███████ ██████, ██████'█ ████████ ██ █████, y ██████████ ██████'█ ████████ ██ █████), una plataforma de ██ ojivas nucleares cada una con una carga de ███ Megatones y ██ ojivas con detonadores de PEM fue lanzada y colocada en órbita alrededor de Europa. El ██/██/██ a las ████ horas con órdenes de 15 jefes de estado y O5█, O5█, O5█, O5█, y O5█, toda la carga del Proyecto Gigas fue lanzada hacia SCP-2399.

[DATOS BORRADOS]

Esfuerzos para desarrollar métodos alternativos para eliminar a SCP-2399 están actualmente en marcha.

Anexo 2399-L5:

Asi que, el SCP-2399.

¿Alguna vez se sentó y se preguntó, a lo mejor después de escuchar acerca de un accidente de tráfico en una carretera o un bombardeo en una ciudad que estaba visitando, cuánta suerte tiene suerte de estar vivo? ¿Cuántas cosas tienen que salir bien para que pueda usted continuar existiendo? Unos segundos demasiado tarde, unos segundos antes de tiempo, y alguien alcanza algo que se le cayó y un autobús lleno de gente correr hacia otro autobús lleno de gente. A veces este tipo de cosas sucede, como hemos visto, con demasiada frecuencia. Pero esa es la razón por la cual estamos aquí. Para proteger a los que no pueden protegerse de cosas de las que ni siquiera sabrían cómo protegerse.

No podemos hacerlo todo, sin embargo. Así como existen muchas cosas que que hemos sido capaces de contener, así como existen tantas cosas como que hemos sido capaces de mantener bajo llave que amenazan con destruirnos a todos, todavía quedan demasiadas cosas sobre las que no podemos hacer nada al respecto. Ya sea que son demasiado grandes o demasiado rápidas o demasiado poderosas, cualquiera de estas cosas podrían parpadear y borrar a la humanidad de la existencia. El hecho de que no lo hayan hecho todavía es cuestión de pura suerte. SCP-2399, sin embargo, es diferente.

Tenemos poca información con respecto a los motivos, orígenes, y capacidades completas de SCP-2399. No entendemos cómo es capaz de comunicarse a través de tan grandes distancias, o por qué aquellos que lo construyeron (y si fue, de hecho, construido) lo enviaron hacia nosotros en primer lugar. No sabemos lo que pasaría si SCP-2399 es capaz de repararse a sí mismo completamente, o si parte de nuestro conjunto se viniera abajo y un mensaje pudiese pasar. No sabemos esto, así que tenemos que asumir lo peor. A juzgar por lo que hemos visto, si SCP-2399 hubiera llegado a la Tierra, nos habría conducido a nuestra oportuna destrucción.

Pero a veces la humanidad recibe un poco de ayuda. A veces algo se interpone en el camino del apocalipsis. Para nosotros, y para SCP-2399, eso fue Júpiter. A medida que SCP-2399 comenzó a disminuir su aproximación a la Tierra, Cassini vio lo que hemos sido capaces de determinar; que SCP-2399 golpeó a Io (NdT: Una de las lunas de Júpiter), fue dañado, y no pudo escapar de la atracción gravitatoria de Júpiter. Sus armas se activaron como estaba previsto intencionalmente, pero fue Júpiter el que experimentó el Día del Juicio Final, no nosotros.

Eventualmente, sin embargo, es probable que SCP-2399 retome su funcionalidad completa, y probablemente será capaz de alejarse de Júpiter y proceder a su objetivo. A partir de ahora, podemos seguir lanzándole bombas y PEM todo lo que queramos, pero no tenemos ninguna indicación de que algo de eso llegara a rayar la cosa, por el contrario, la experiencia dicta que no le haría nada en absoluto. Si esto llegara a suceder ahora, seríamos indudablemente destruidos.

Júpiter nos ha dado tiempo. Por ahora, SCP-2399 permanecerá allí, re-ensamblándose a sí mismo, mientras que ideamos alguna manera de detenerlo. Nos guste o no, estamos en una carrera armamentista con esta cosa. Nuestros mejores conjeturas nos dan algo así como 25 años, hasta que sea capaz de escuchar más allá de nuestra conjunto de interferencia. Hasta entonces, debemos aprovechar la oportunidad que se ha puesto delante de nosotros. Debemos usar el tiempo se nos ha dado, y no dejar que se desperdicie.

Así que ideamos el Protocolo LEGIONARIO. Un gigantesco PEM, energizado por Dios-sabe-qué, seguido de una descarga de bombas nucleares lo suficientemente grandes como para acabar con nuestra civilización mil veces. Un plan contundente, y sencillo, y probablemente inútil. Nuestros investigadores de todo el mundo, sin embargo, tienen que idear siquiera una manera de enviar ese tipo de pulso, sin mencionar una manera de energizarlo. No hay indicación alguna de que vayamos a ser capaces de completar a LEGIONARIO a tiempo, o si va a hacer lo que se pretende una vez que se haya completado. Pero hay que intentarlo. Tenemos que hacer algo. Incluso si tenemos que vaciar nuestros bancos y vaciar nuestras minas, hay que intentarlo.

No muy a menudo tenemos la oportunidad de ver el autobús haciendo curvas que acabará con nuestras vidas, y apartarnos del camino. Júpiter, sin saberlo, nos ha ofrecido esa oportunidad.

Sugiero que la tomemos.

Randall McAllan

Director

Projecto BARRIER, Sitio-██

Anexo 2399-Bitácora-Com:

Todos los mensajes registrados deben entenderse como haberse repetido, de forma continua, hasta que se registra ya sea un nuevo mensaje, o una instancia de silencio radial.

██/██/1971- La unidad está dañada: Reparar

██/██/1985- Actualizando Órdenes: Mantener Posición: Reparar

██/██/1985- Período de silencio radial, el Conjunto BARRIER es establecido.

██/██/1996- La unidad está fuera del rango del objetivo: Proceder al planeta #3 en el sistema [COORDENADAS CENSURADAS]: Reparar

██/██/2015- La unidad esta fuera del rango del objetivo: Proceder al planeta #3 en el sistema [COORDENADAS CENSURADAS]: La prioridad es el objetivo: Cesar Reparaciones

revisión de página: 6, última edición: 15 Oct 2016 22:39
Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License

Privacy Policy of website